La Responsabilidad del Oficial de Cumplimiento.


En nombre de la protección de bienes jurídicos supra individuales (valores que afectan al denominado conglomerado social) se ha sancionando legislación de emergencia 1 la cual cumple compromisos internacionales en la materia que el Estado ha asumido con organismos internacionales. 2 Es así que algunos autores -como Adriasola- hablan de un nuevo derecho penal cuyo principal elemento es la información, es preventivo e incluye agentes privados en el control social.


En el marco del combate al delito de lavado de activos se ha impuesto la obligación de reportar operaciones sospechosas a determinados sujetos 3 4. Así se han impuesto a sujetos cuyo fin es la realización de operaciones de intermediación financiera de forma profesional y habitual, cargas o tareas que en principio tradicionalmente corresponden al sujeto Estado, como la de control y prevención del delito del Lavado de Activos. Cabe resaltar que dicha asignación de cargas de policía y obligaciones a dichos sujetos les ha generado costos extraordinarios y que no son compartidos por el Estado, ni siquiera con exoneraciones tributarias.


En el seno de estas entidades que se encuentran obligadas a prevenir e informar el Lavado de Activos, se encuentra la posición, rango, rol, categoría o cargo que se ha denominado Oficial de Cumplimiento o en los países anglosajones Compliance Officer. En este trabajo, analizaremos las tareas que efectúa dentro del marco legal y reglamentario correspondiente, así como también su posible responsabilidad penal dentro del marco de sus competencias.

Publicaciones Destacadas
Últimas Publicaciones